domingo 23, febrero, 2020
Home / Revista / Revista: El robo del siglo… en Argentina y antes de La Casa de Papel

Revista: El robo del siglo… en Argentina y antes de La Casa de Papel

COMPARTI POR WHATSAAP O MAIL

El 13 de enero de 2006 se produjo el robo a la sucursal del Banco Río de Acasusso, en San Isidro, Buenos Aires. Se cumplen 14 años de un hecho sin precedentes en la historia delictiva argentina que fue catalogado como “El robo del siglo”.

Fernando Araujo, de 44 años y cerebro de un plan casi perfecto, era un gran orador; pero al momento de reclutar a sus secuaces, no resultaba muy confiable ni creíble… la ropa que vestía estaba sucia, su barba muy desprolija, y además fumaba marihuana… parecía más un fabulador que un hombre dispuesto a cometer un gran asalto.

Pero la idea que Araujo tejió en su cabeza durante dos años, tenía romanticismo… y un trasfondo ideológico: Golpear al sistema capitalista de los bancos, sin ir contra la gente. “Tenemos que ganarnos el clamor popular”, les decía a sus cómplices. Había que engañar a la policía para ganar tiempo, hacerle creer que estaban dispuestos a matar a los rehenes.

El primero en entrar al banco -a las 12,38- fue Rubén Alberto de la Torre… con un guardapolvo blanco y con peluca, se paró le mostró el arma a un agente de seguridad y comenzó a gritar: “¡Arriba las manos!”

Esto encendió todas las alarmas; adentro -en medio de la confusión y el miedo- ya estaban los cinco ladrones… y 23 rehenes entre personal del banco, un guardia y clientes. En pocos minutos, afuera se llenó de patrulleros y más de 200 policías y efectivos del grupo Halcón se apostaron con fusiles y escudos. Desde los techos de edificaciones al frente, ocultos, cuatro francotiradores apuntaban esperando una orden. Todos los medios llegaron rápidamente y empezaron a transmitir en vivo.

Empezó así un período de tensión que al mejor estilo cinematográfico, implicó la negociación entre las partes… Desde el banco, uno de los delincuentes, vestido con un traje gris y enmascarado, tomó el handy del guardia de seguridad y se dirigió al negociador de la policía: “Sacame la gente que tenés en el techo porque te mato un rehén en vivo y en directo”. El delincuente de traje gris era Luis Mario Vitette Sellanes, que había estudiado teatro y por eso hablaba sin nerviosismo y con desenvoltura.

La tensión generada duró unas siete horas. Durante ese tiempo los delincuentes hicieron creer a los rehenes que estaban negociando para salir de allí, y que esperaban la presencia de un fiscal como garantía… Durante la negociación, pidieron pizzas, gaseosas y hasta le cantaron el feliz cumpleaños a una rehén.

En total fueron liberados tres rehenes que, con sus declaraciones y sin querer y sin saberlo, hicieron creer a la policía que se trataba de un simple robo express, mientras los delincuentes, sin que nadie se percatara ni dentro ni fuera del banco, abrían las 137 cajas de seguridad.

Cuando los policías irrumpieron en el banco, los asaltantes ya no estaban… se habían fugado en dos gomones por un túnel llevándose unos 19 millones de dólares, entre efectivo y joyas… dejaron un mensaje pegado en una pared, cerca de las cajas de seguridad que vaciaron: “En barrio de ricachones, sin armas ni rencores, es sólo plata y no amores”.

Además de los dos años de planificación de Araujo, los ladrones estuvieron casi un año y medio haciendo un túnel ascendente que llegaba al sector de cajas de seguridad del banco. Luego, desde adentro del banco hicieron el boquete que los llevaba a ese túnel que los llevaría hasta el acceso a una alcantarilla sobre la calle. Sobre esa alcantarilla había una tráffic a la que le habían sacado el piso… así subieron los bolsos con el botín y así se escaparon.

Todo parecía indicar que el plan había resultado a la perfección, pero algo falló. Los cinco miembros de la banda fueron detenidos porque la esposa de unos de los ladrones se enteró que su marido pensaba fugarse con su amante y los delató. Al mes comenzaron a caer.

Alberto de la Torre, Sebastián García Bolster, Luis Mario Vitette Sellane, Fernando Araujo y José Julián Zalloechevarría. El uruguayo Vitette Sellane fue excarcelado en 2009, expulsado de Argentina y repatriado al Uruguay, donde recuperó su libertad. El resto fue juzgado en 2010 y condenados a 15 años de prisión De La Torre, 14 años Araujo, 10 años Zalloechevarria y 9 años García Bolster.

La prisión efectiva fue menor, para mayo de 2014 ya no quedaban detenidos por el Robo del Siglo… Les bajaron la pena porque usaron armas de juguete. Ninguno de ellos volvió a cometer delitos, pero se desconoce el paradero del dinero… sólo se recuperó uno de los diecinueve millones del botín

Además de ser considerado el robo más importante de la historia criminal argentina, el asalto tiene como novedad, que el autor intelectual del plan, Fernando Araujo, no tenía un pasado delictivo… pintaba cuadros en su atelier, cerca del banco, era campeón de jiu jitsu y dictaba clases de esa disciplina…

Pero un día, en Argentina, y mucho antes de que se empiece a filmar la serie española “La Casa de Papel”, se le ocurrió dar un golpe como ningún otro.

Fabián Retamar

COMPARTI POR WHATSAAP O MAIL

TE PUEDE INTERESAR

Revista: Fútbol con Arbolitos

por Ariel Scher Aunque los finales de año lo invitaban más a la fiesta que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *