“Señor vamos al telo…. es solo una horita nomás”

“Señor vamos al telo…. es solo una horita nomás”

Compartí esta nota

Ocurrió en Bella Italia (localidad ubicada a 8 kilómetros de Rafaela). A los involucrados se les inició causa por desobedecer las restricciones anti Covid 19. Al final Gustavo y Ramona se quedaron con las ganas.

Durante la noche del miércoles los nombrados protagonizaron un insólito episodio motivo por el cual terminaron dando cuentas en la justicia. La secuencia se inició cerca de las 22 en momentos que personal policial realizaba un control vehicular de rutina en ruta provincial 70, altura del kilómetro 74, esto es en jurisdicción de Bella Italia (localidad próxima a la ciudad de Rafaela), en el departamento Castellanos.

En dicha circunstancia los oficiales proceden a detener la marcha de una moto marca Apia, modelo Citiplus, en la que se trasladaba Gustavo L., de 42 años; junto a Ramona S. (50), ambos domiciliados en Rafaela.

Como es de rigor los policías solicitaron al conductor que exhiba los permisos de circulación. Pero fue entonces cuando el conductor del rodado se despachó con una desopilante declaración.

“¡Señor vamos al telo de Bella Italia… es solo una horita nomás!” vociferó el hombre ante los agentes que quedaron paralizados.

De lo ocurrido fue informada la fiscal Lorena Korakis, quien enterada de los pormenores del asunto dispuso que a ambos se los notifique por el delito de Desobediencia a los artículos 205 y 239 del Código Penal Argentino.

Conviene recordar que el artículo 205 refiere que “será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.

Por su parte el artículo 239 indica “el que resistiere o desobedeciere a un funcionario público en el ejercicio legítimo de sus funciones o a la persona que le prestare asistencia a requerimiento de aquél o en virtud de una obligación legal”.

La funcionaria del MPA dispuso además que los involucrados tramiten el proceso en estado de libertad y que retornen a su domicilio.

Por último se observó que el conductor del vehículo tenía su licencia vencida y no contaba con el seguro correspondiente, motivo por el cual se procedió al secuestro de dicho registro y se le indicó que tenía prohibición para circular.

Fuente: ellitoral.com


Compartí esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *