Se sancionó la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y se abriría una batalla judicial

Se sancionó la ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo y se abriría una batalla judicial

Compartí esta nota

por Fabián Retamar

Tras 12 horas de arduo debate en el Senado se sancionó finalmente la ley de interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación. También se aprobó la ley de 1000 días, que establece una nueva asignación por Cuidado de Salud Integral, con el pago de una Asignación Universal por Hijo a concretarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño o niña menor de tres años. Y extiende la de Embarazo (AUE) de seis a nueve mensualidades, para abarcar la totalidad de la gestación.

La votación no fue tan pareja como se preveía; la sanción de la IVE se logró con 38 votos positivos, 29 en contra y una abstención. Para asegurar la sanción el gobierno se encargó de convencer a varios legisladores de uno y otro signo político -que estaban en duda sobre como votar- de dar su aprobación que se logró antes de lo esperado.

Incluso el sector celeste -que al comienzo de la jornada tenía alguna esperanza sobre el voto de los los dubitativos- aceptó la derrota llegando la medianoche la derrota y se abocó a su próxima lucha, que será sin dudas intentar impedir la aplicación de la ley en Tribunales.

La satisfacción del presidente de la nación era notoria y lógica. Logró cumplir con esta promesa hecha pública luego de ganar las elecciones, cuando manifestó su intención de enviar un proyecto de ley que tuvo que ser postergado por la llegada de la pandemia y que ahora, antes de fin de año, logra concretarse.

Uno de los celestes que no puso votar fue Carlos Menem que permanece en coma inducido. Aunque el sector esperaba su voto, llegando la medianoche cuando ya se sabía que no se llegaba al número necesario, sus familiares anunciaron que no podría votar.

La vicejefa de bloque del Frente de Todos Anabel Fernández Sagasti sostuvo que “el Poder Ejecutivo tomó una decisión difícil con mucho coraje. Porque lo más fácil es seguir mirando hacia otro lado, seguir haciendo desde el Estado lo que se viene haciendo hace siglos: mirar para otro lado. Pero los abortos existen y las mujeres abortamos”

Desde el sector celeste, por su parte, prometen no darse por vencidos sin dar una nueva batalla, esta vez en el ámbito judicial, y se abocan a tratar de impedir la aplicación de la ley en Tribunales.


Compartí esta nota

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *